23 años de la Ermita Nuestra Señora de Schoenstatt. Dorrego


 

20803_910440675687572_2866226466899844959_n

Edda Vallejo de Fournau — 8 de junio 2015

En Junio de 1992 la querida Hermana Bonaventura respondía a la noticia de la bendición de la Ermita en una cálida carta a Zulema Etman, de esta manera:  «…Ahora, la semilla de la M.T.A., ha dado sus frutos, depende, pues, de Uds. todos, si perduran, hasta la vida eterna. Esto quiere decir: para cada uno de Uds. deseo la gracia de perseverancia en el amor de Dios y de la Virgen, hasta el momento de su regreso a la casa paterna y para todo el pueblo todo el tiempo que a Dios plazca concederles….»

31 de Mayo de 2015, la familia de Schoenstatt y la comunidad celebramos esta sentida fecha en un día pleno de alegría y de amor.

En la Misa de 11 hs. renovamos la Misión en nombre de todos los misioneros y peregrinos. Después del almuerzo (choripaneada) fuimos peregrinando, rosario en mano, rezando y cantando al Vivero, allí junto a la Ermita nos esperaba un generoso número de misioneros y peregrinos.

La Mater nos regalaba cinco nuevas Misioneras: *Berenice Rodríguez (una «Misionerita» que creció) *María Quirós, *Gabriela Menna, *María José Sosa (Misionera en zona rural, Faro)  *María Pía Savino.10990056_910440495687590_5915025960666453567_n

El Padre Esteban Casquero recibió su consagración como también escuchó y rezó con los papás que consagraron sus hijitos a la Virgen: *Lucía Durañona, *Berenice Heim, *Ainara y Joaquín Tort,

*Maia Martirena, *Milena Acevedo y el bebé *Pedrito Poggio Pérez.

La Imagen de la Ermita (Mayólica) que había sido «lastimada», lucía restaurada y hermosa, Fernanda Furguelle se encargó de ello, por lo que le entregamos un presente en agradecimiento (traído en la peregrinación al Santuario de Luján), fue una linda sorpresa para todos…

Al regresar a la Parroquia, Verónica, María e Irma nos esperaban con el salón listo para tomar el riquísimo chocolate que había preparado Vero.11393081_910440512354255_4791081952533008449_n

El Padre Esteban nos regaló una hermosa charla sobre orígenes del Movimiento, el Padre Fundador, su ofrenda y amor a la Iglesia y sobre este tercer hito: 31 de Mayo.

Nos acompañó Matías Burgui, quien pronto -así lo esperamos y por ello rezamos- será sacerdote de nuestra Arquidiócesis de B. Blanca, él está colaborando con el P. Esteban en nuestra Parroquia.

No podía faltar la torta y las 23 velitas que se encargaron de soplar los más pequeños.