La Mater se las ingenia para seguir haciendo

Padre Pedro Fournau:   Estuve en la Fazenda Nuestra Señora de Schoenstatt, en Vatteone, Carhué visitando a tres pirnglenses que están haciendo allí su caminata.En el horizonte de ese proceso los anima, a ellos y a los otros 20, el ideal de ser “hombres nuevos”. La Mater se las ingenia para seguir haciendo, décadas más tarde, también de este lugar un taller del hombre nuevo, hombre pascual que lleva como sello la Esperanza cristiana y la alegría de la resurrección. Hombres que, como los girasoles, vuelvan cotidianamente su rostro al sol que nace de lo alto, Cristo, y fijen en Él su mirada. Que las oraciones del padre Maibach y su vida ofrecida también aquí sea simiente de gracias de transformación interior. Evidentemente, mirando el lugar y la historia, y el “hoy” del hogar Vatteone y está ermita pionera, sabemos que, a su tiempo y por los caminos que él quiere, Dios cumple sus promesas.