Carta de Alianza de Diciembre 2015

La carta del Padre Kentenich terminaba así: “Anhelo la bendición de Dios sobre todos nosotros, en el sentido de los años pasados y sobre nuestra misión para el futuro. Con un saludo cordial y mi bendición sacerdotal, José Kentenich.” Queridos hermanos, yo me sumo al “saludo cordial y la bendición sacerdotal” del Padre Fundador. A quienes lean estas líneas les prometo llevarlos al pebre en la Nochebuena. Juntos salimos al Encuentro. Porque también Jesús sale al nuestro. De esta forma la fiesta jamás tendrá fin.   

 CARTA DE ALIANZA DE DICIEMBRE 2015