El papa Francisco proclamó hoy, domingo 27 de abril, santos a los pontífices Juan XXIII y Juan Pablo II.

papa

                                              Juan XXIII y Juan Pablo II – «Colaboradores del Espíritu Santo“


 El papa Francisco proclamó hoy, domingo 27 de abril, santos a los pontífices Juan XXIII y Juan Pablo II. Los dos papas canonizados hoy, fueron profundamente amados por el pueblo fiel y marcaron hitos cruciales en la historia de la Iglesia y del mundo en el siglo XX.

La renovación de la iglesia
Juan XXIII, el “Papa Bueno”, el Papa que conmovió al mundo por la singular bondad de su corazón y que impulsó la renovación de la Iglesia al convocar al Concilio Vaticano II y Juan Pablo II, “el grande”, quien con su vida marcó otro tiempo del mundo. “Un gigante de la fe”, dijo recientemente el papa Francisco, que “introdujo a la Iglesia en el tercer milenio de la fe y fue un extraordinario testimonio de santidad”.
Juan XXIII y Juan Pablo II colaboraron con el Espíritu Santo para restaurar y actualizar la Iglesia según su fisionomía originaria, la fisionomía que le dieron los santos a lo largo de los siglos, dijo el Santo Padre Francisco. Y pidió que no olvidemos que son precisamente los santos quienes llevan adelante y hacen crecer la Iglesia.

En la convocatoria del Concilio –Juan XXIII demostró una delicada docilidad al Espíritu Santo, se dejó conducir y fue para la Iglesia un pastor, un guía-guiado. Éste fue su gran servicio a la Iglesia; fue el Papa de la docilidad al Espíritu.

Y en este servicio al Pueblo de Dios, Juan Pablo II fue el Papa de la familia. Él mismo, una vez, dijo que así le habría gustado ser recordado, como el Papa de la familia. “Me gusta subrayarlo ahora – añadió Francisco – que estamos viviendo un camino sinodal sobre la familia y con las familias, un camino que él, desde el Cielo, ciertamente acompaña y sostiene”.

“¿Qué gracia pido hoy de los nuevos santos?”, preguntó el P Guillermo Ortiz SJ al comienzo de la transmisión de Radio Vaticana.

“¿Qué gracia pido hoy de los nuevos santos?” (Extraído de Schoenstatt Internacional)Texto completa de la prédica del Santo Padre Francisco